Lunes, 23 de septiembre de 2019
 
“Un solo corazón y una sola alma dirigidos hacia Dios” (Semana Agustiniana 2014)
 
Ejido (Mérida, Venezuela)
 

En torno al día de Aniversario de la Recolección Agustiniana, en Ejido (Mérida, Venezuela) celebramos la Semana con San Agustín y los Santos de la Orden.

El primer día de la misma, después de la celebración eucarística, tuvimos un Taller de oración agustiniana abierto a los fieles de nuestra parroquia. Pudimos aprender nuevos aspectos de la vida de Agustín, en este caso, como hombre y maestro de oración y, por sobre todas las cosas, oramos a Dios en comunidad, pidiéndole que alimente nuestro santo deseo vivir en su presencia, en fraternidad y en servicio a la Iglesia.

El segundo día, momentos después de la Eucaristía, hicimos un pequeño homenaje a la distancia a nuestro querido Fray Nemesio Sánchez que ahora, por motivos de salud, vive en España. Fr. Nemesio pasó algo más de un año en la comunidad de Ejido y se ganó el corazón de los fieles de la Parroquia Ntra. Señora de Lourdes. Por eso, el día de su cumpleaños (2 de diciembre) vimos la oportunidad de celebrarlo a la distancia con él. La comunidad de fieles le hizo llegar un saludo y un video con fotos de su historia familiar y vocacional y Fray Nemesio, por su parte, nos regaló otro video como respuesta, saludándonos afectuosamente a todos.

Los días miércoles y jueves vimos juntos la película de Santa Rita de Casia, modelo de santidad para la familia agustiniana. Terminada la película, con mucha gente emocionada, hicimos un pequeño conversatorio tratando de resaltar los aspectos más importantes de su vida y la actualidad de su mensaje.

El día 5 de diciembre, Fray Polo y Fray Bruno concelebraron y renovaron sus votos en la Eucaristía en la que conmemoramos el Aniversario de la Recolección. Fray Polo nos hizo recordar la historia de la Orden, desde san Agustín hasta hoy, pasando por el nacimiento de las primeras comunidades recoletas. También nos invitó a vivir diferente a muchos de los modos de vida actuales que poco tienen que ver con Dios. San Agustín y los primeros agustinos recoletos querían vivir diferente y con la gracia de Dios lo consiguieron.

El día 6 de diciembre tuvo lugar la cena de despedida de año que acostumbramos hacer los frailes y la comunidad parroquial. Allí Fray Bruno nos recordó que ya estamos celebrando el Año de la Vida Consagrada, una verdadera oportunidad para revalorizar esta forma de vida en la Iglesia y un motivo más para orar por las vocaciones de especial consagración. También se recordó que la Iglesia Venezolana está reflexionando y orando, durante el curso 2014-2015, en torno a la figura del Dr. José Gregorio Hernández, a la expectativa de su pronta beatificación. Ambos son motivos para pedir a Dios por la santificación de laicos y religiosos en la Iglesia. El toque final lo dieron los jóvenes con una representación en la que danzaron, bailaron y hasta imitaron a los frailes en su forma de ser cotidiana. Nuestros seminaristas, David y Eduardo, también hicieron lo suyo.

Finalmente, el domingo 7 se cerró la Semana Agustiniana con la Eucaristía dominical pidiendo por las Vocaciones Agustino Recoletas. Que los frutos de esta semana se hagan realidad en la vida de cada uno de nosotros.

Secretariado de Pastoral Juvenil Vocacional
Vicaría de Venezuela