Lunes, 23 de septiembre de 2019
 
26 de agosto: Santos mártires Liberato, Bonifacio y compañeros
 
Memoria libre de la Orden
 

[texto del propio de la Orden, para la Liturgia Eucarística y la Liturgia de las Horas]

Datos biografía

Entre los monasterios africanos que se consideran de inspiración fundamentalmente agustiniana reviste especial importancia el de Gafsa (Túnez) por el martirio de sus religiosos. A consecuencia del edicto del rey vándalo Hunerico (484), que ordenaba la entrega a los moros de los monasterios católicos con sus moradores, sus siete religiosos fueron encarcelados y, tras haber soportado atroces sufrimientos, fueron martirizados en Cartago, dando ejemplo de fortaleza en la fe y de unión fraterna.

Eran Liberato, superior del monasterio, el diácono Bonifacio, el subdiácono Rústico y los monjes Siervo, Rogato, Séptimo y Máximo. Este último, un joven de apenas 15 años, merece mención particular. Los verdugos le ofrecieron la libertad con tal de que abandonara a sus hermanos. Pero él prefirió compartir con ellos el martirio a separarse de su compañía. San Máximo, tradicionalmente ha sido venerado, entre nosotros, como patrono de los novicios. Pedimos a Dios especialmente por ellos…

El 6 de junio de 1671 se concedía la Orden la celebración litúrgica de estos siete mártires.