martes, 18 de diciembre de 2018
inicio
 
LD T. Ordinario ...

Portada

La Provincia

|-¿Quiénes somos?

|-¿Dónde estamos?

|   |-En España

|   |-En Brasil

|   |-En MARAJÓ (Brasil)

|   |-En Argentina

|   \-En Venezuela

|-¿Qué hacemos?

|   |-Seminarios

|   |-Misión de Marajó

|   |-Centros educativos

|   |-Parroquias

|   |-Otros ministerios

|   \-Revista Santa Rita y el pueblo cristiano

|-Vicarías

|   |-Vicariato do Brasil

|   |-Vicaría de Argentina

|   \-Vicaría de Venezuela

|-Secretariados

|   |-Espiritualidad

|   |-Formación

|   |-Apost. Ministerial

|   |-Apost. Misional-Social

|   |-Apost. Medios Com. Social

|   |-Past. Juvenil y Vocacional

|   |   |-PJV 2006

|   |   |-PJV 2007

|   |   |-PJV 2008

|   |   |-PJV 2009

|   |   |-PJV 2010

|   |   |-PJV 2011

|   |   |-PJV 2012

|   |   |-PJV 2013

|   |   |-PJV 2014

|   |   \-PJV 2015

|   \-Apost. Educativo

|-Jóvenes Agustino-Recoletos (JAR)

|   |-Itinerario

|   |   |-Horizonte de Aventura

|   |   |-Horizonte de Amistad

|   |   |-Horizonte de Libertad (I-Grupos)

|   |   |-Horizonte de Libertad (II-Precomunidades)

|   |   \-Horizonte de Fraternidad

|   |-Oracional

|   |-Cancionero

|   \-Otros

|-Madres Mónicas

|-Relig. Difuntos ProvST

|-Causas de Canonización

|   |-Venerable Sor Mónica de Jesús (1889-1964)

Noticias

|-de la Iglesia

|-de la Orden

|   |-Cursos de Renovación

|   |-Capitulos Generales

|   |-Capitulos otras Prov.

|   |-Reuniones OAR

|   |-de la Curia General

|   \-Celebraciones y Jubileos

|-de la red ARCORES

|-de los Obispos OAR

|   |-Diócesis de Cametá (PA, Bra)

|   \-Prelatura do Marajó (PA, Bra)

|-de los Capítulos Provinciales

|   |-35º Cap. Provincial (2015)

|-desde España

|-desde Brasil

|-desde Argentina

|-desde Venezuela

|-Rev. Antena Informativa

Servicios

|-Santoral OAR

|   |-Enero/Janeiro

|   |-Febrero/Fevereiro

|   |-Marzo/Março

|   |-Abril

|   |-Mayo/Maio

|   |-Junio/Junho

|   |-Julio/Julho

|   |-Agosto

|   |-Sepbre./Setembro

|   |-Octubre/Outubro

|   |-Novbre./Novembro

|   \-Dicbre/Dezembro

|-Lectio Divina

|   |-LD Vocacional

|   |-LD Textos bíblicos

|   |-LD p Ciclo A

|   |   |-LD Adviento (A)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (A)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (A)

|   |   |-LD Pascua (A)

|   |   \-LD T. Ordinario (A)

|   |-LD p Ciclo B

|   |   |-LD Adviento (B)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (B)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (B)

|   |   |-LD Pascua (B)

|   |   \-LD T. Ordinario (B)

|   |-LD p Ciclo C

|   |   |-LD Adviento (C)

|   |   |-LD Nav-Epifanía (C)

|   |   |-LD Cuaresma-SS (C)

|   |   |-LD Pascua (C)

|   |   \-LD T. Ordinario (C)

|   |-LD Fiestas del Señor

|   \-LD Virgen Maria y los Santos

|-Año Litúrgico

|   |-Adviento

|   |   |-Ciclo A (Adv)

|   |   |-Ciclo B (Adv)

|   |   \-Ciclo C (Adv)

|   |-Navidad-Epifania

|   |   |-Ciclo A (Nav)

|   |   |-Ciclo B (Nav)

|   |   \-Ciclo C (Nav)

|   |-Cuaresma-Triduo Pascual

|   |   |-Ciclo A (Cua)

|   |   |-Ciclo B (Cua)

|   |   \-Ciclo C (Cua)

|   |-Pascua-Pentecostés

|   |   |-Ciclo A (Pas)

|   |   |-Ciclo B (Pas)

|   |   \-Ciclo C (Pas)

|   |-Tiempo Ordinario

|   |   |-Ciclo A (TO)

|   |   |-Ciclo B (TO)

|   |   \-Ciclo C (TO)

|   |-Fiestas del Señor

|   \-La Virgen María y los santos

|-Form. permanente

|   |-Proyecto trienal

|   |-Revitalización OAR

|   |-Agustinología

|   \-Espiritualidad

|-Materiales

|   |-Fraternidad Seglar

|   |-Past. Juvenil

|   |-Past. Vocacional

|   |-Catequesis

|   |-Past. Educativa

|   \-Año de la Vida Consagrada

|-La WEB (o SITE)

\-Webmail

Audiovisuales

Enlaces

|-Iglesia Católica (Santa Sede)

|-Conf. Episcopales y diócesis

|-Conf. Religiosos

|-Familia Agustino-Recoleta

\-Provincia Sto. Tomás de Villanueva

Contacta 
Bookmark and Share
Esta solemne festividad de Cristo rey, cierra el año litúrgico y ha sido colocado como el último domingo del Tiempo Ordinario, para expresar el sentido de consumación del plan de Dios que conlleva este título de Cristo. Nos encontramos hoy en un momento en que se nos invita a reavivar en nosotros el deseo de que Cristo reine verdaderamente en nuestra vida.
Fr. Imanol Larrínaga, OAR - 22/11/2018

            Vivimos un tanto sumergidos en la historia y se nos pide que valoremos los acontecimientos con el sentido de la fe para poder vivir en el verdadero amor. ¿Dónde están nuestros fundamentos? El Señor es Creador nuestro, Dios es el principio y fin de todo, afirmamos la divinidad de Cristo como Rey del universo. Esta plena manifestación desde la fe nos lleva a un análisis de nosotros mismos: muchas veces tomamos la vida sin punto verdadero de referencia y, sin embargo, tenemos que planificar con profunda fe, que venimos de Dios y que tendremos que ir a Él mediante el camino de Jesucristo. Así, se puede definir la vida cristiana. en cuanto que nos lleva a vivir en comunión con Dios, principio y fin  de todo lo que existe.

            El libro de Daniel (1ª lectura) nos presenta la visión del Hijo del Hombre como imagen del Rey Mesías y esto se aplica el mismo Jesús, repetidas veces, pero, especialmente, ante Pilato. El Señor declaró el carácter espiritual de su reinado: justicia, amor y paz. Con fe, debemos leer y meditar lo que manifiesta la primera lectura: Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre, que se acercó al anciano y se presentó ante él. Le dieron poder real y dominio; todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin.

            Creer lo que dice el profeta es predecir la venida de una realeza difícil de comprender desde el punto de vista humano, a no ser que emprendamos el camino del amor humilde, de la vida que se hace servicio y entrega a Dios. Es el Hijo que se hizo hombre y murió por salvarnos. Desde ahí, estamos llamados e invitados a seguir totalmente al Mesías, de unirnos a Él en la humildad y de ser discípulos que lo imiten y se sientan a seguir su mismo camino.

            Situémonos ahora en el encuentro del Señor con Pilato. Éste entra en el interior del pretorio y pregunta a Jesús: ¿Eres tú el rey de los judíos?Con esta pregunta, se introduce el tema de la realeza de Jesús que va a dominar el resto de la realeza de la Pasión…: <mi reino no es de este mundo…, mi reino no es de aquí>. La respuesta de Jesús es de una importancia excepcional: Jesús es Rey y por eso habla de “mi reino”. En segundo lugar, Jesús se desliga de las concepciones acerca de su mesianismo terreno y político que era la manera como entendían la expresión Rey Mesías. Él ha venido a salvar al mundo, es el salvador del mundo. Él ha venido como luz al mundo y su mandamiento es el amor que es la fuerza más poderosa del mundo. La naturaleza de ese Reinado se expresa como “dar testimonio de la verdad”, es decir, revelar al Dios amor, revelar la verdad del hombre y su relación con Dios. La misión de Jesús se identifica con su propia persona; así lo expresan los dos verbos empleados: para esto he nacido y para esto he venido al mundo. 

RESPUESTA desde NUESTRA REALIDAD

            La proposición Todo el que es de la verdad escucha mi voz, tiene una función declarativa y, a la vez, invitación. La expresión ser de la verdad, en el evangelio según san Juan, significa haberse abierto a la palabra divina y al amor divino, venir a la luz. Esta debe ser la actitud del cristiano y la seguridad de encontrar en el Señor la verdad y la paz. Cada día se nos presenta el Señor como Luz y,es así,  donde el creyente valora el sentido de la vida en la medida en que se encuentre unida al Señor. No valen las medias actitudes sino, desde la humildad verdadera, acercarse al Señor y decirle: “aquí estoy, Señor, mándame”.

ORACIÓN

            Dios todopoderoso y eterno, que quisiste fundar todas las cosas en tu Hijo muy amado, Rey del Universo: haz que toda la creación, liberada de la esclavitud del pecado, sirva a tu majestad y te glorifique sin fin. Por J, N. S. Amén.

PENSAMIENTO AGUSTINIANO

            ¿Cuál es su reino, sino los que creen en él, de los que dice: «Vosotros no sois del mundo, como no soy yo del mundo»? Eso, aunque quisiera que permanecieran en el mundo, razón por la que dijo al Padre: «No te pido que los saques del mundo, sino que lo preserves del mal». Por eso, no dice aquí: «Mi reino no está en este mundo». Y lo prueba con estas palabras: «Si mi reino fuese  de este mundo, mis siervos lucharían para que fuese entregado a los judíos».. No dice: «Pero ahora mi reino no está aquí», sino «no es de aquí». Aquí está su reino hasta el fin del tiempo, entremezclado con la cizana, hasta la época de la siega, que es el fin del mundo, cuando vengan los segadores, esto es, los ángeles, y recojan todos los escándalos de su reino, cosa que no podría tener lugar «si su reino no estuviese aquí». (san Agustín en Comentario sobre el ev. Según san Juan 115, 2-3),

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto

© Gestor de contenidos HagaClic